Nuevo 277. Arias Aumentar

277. Arias

978-84-18694-65-3

Tras sus Odas, la poeta ganadora del Premio Pulitzer nos ofrece con Arias nuevos poemas radicales sobre la vida íntima y la conciencia política, sobre la raza y la clase y la violencia de una madre. Olds vuelve a abordar temas difíciles, pero también ordinarios, unos esquivos y otros omnipresentes. El miedo a la maternidad, Breaking Bad, Rasputín, un álbum de recortes, la bomba atómica, el cuello del útero o el regreso de su madre de entre los muertos son algunos de los que nos vamos a encontrar en su último libro, donde vuelve a cantar al placer sexual y a los misterios del azar, con la pasión, la angustia y la fuerza que caracterizan a esta autora, considerada una de las mejores poetas vivas de nuestro tiempo.

“Olds lleva la inmensidad del dolor del mundo a un nivel humano íntimo, no para simplificarlo, sino para concentrarlo y encontrar sus extrañas alegrías. Arias ofrece un consuelo ganado a duras penas que bien vale el esfuerzo”.

Barbara Egel, Booklist

“En Arias, Olds pone su verso honesto y claro a trabajar sobre todo fuera del cuerpo, y mira en cambio al cuerpo político, al cuerpo social que hemos creado o destruido juntos”.

Anjanette Delgaro, New York Journal of Books

 

 Autor:  Sharon Olds
ISBN:  978-84-18694-65-3
Encuadernación: Rústica con solapas
Páginas:  260
Dimensiones: 13.5 cm x 21 cm
Traducción:  Andrés Catalán
Edición Bilingüe

Este libro ha recibido una ayuda a la edición del Ministerio de Cultura y Deporte

Mas detalles:

18,95 €

 

LAMENTOS POR HACER

No creo que nada más nacer tuviera algo

que lamentar. Quizás echaba de menos

estar envuelta en aquella noche musical,

como alguien refugiado en la boca de un cantante

para estar a salvo, o echaba de menos el vientre violonchelo,

las entrañas de caballo y gato y madre...

Pero apenas era consciente de que los

echara de menos, mi mente era un campo sin

marcar, una luna sin hollar.

Los motivos para el lamento aparecerían, algunos

avivados al surgir, agasajados y saciados, algunos

relegados... junto a ciertas personas hay

algo que camina, como una criatura hambrienta, a veces

a lo largo de una vida. Cuando pienso en abordar

mis lamentos por hacer, me parece ver, ante mí,

en el suelo, aparecer unas escaleras que se hunden

en la tierra: y a mí misma, y a mi criatura hambrienta,

    descender.