Nuevo 206. El ave nos guarda en su canto Aumentar

206. El ave nos guarda en su canto

978-84-18082-58-0

Hay libros que se abren como una bitácora de viaje, textos escritos desde esa especie de autoexilio que es la poesía. El ave nos guarda en su canto es un mapa inmenso adonde se dibujan las vías, las rutas en el aire, los recovecos de las decisiones que se van tomando en pleno vuelo. Es un libro que marca un punto en la ciudad donde se nace, un punto en la ciudad en la que se decide vivir y un tercero en la ciudad a la que se quiere regresar. Hay una línea recta indicando la distancia más corta entre esos puntos. El trazo preciso que une esas tres ciudades es la línea invisible de la trayectoria, del desplazamiento y también de la nostalgia. La geometría demarca las fronteras de la pérdida, de lo que se deja atrás para siempre. Hay una niña que para alejarse del frío emigra, como lo hacen los pájaros, pero en este caso es hacia la palabra escrita, porque sabe que, si no canta eso que siente en el pecho, eso que no tiene nombre, se le va a pudrir por dentro. Sabe que si quiere cantarlo tiene que desanudar el nudo de pájaros, romper el nido que se le hizo en la garganta por tantos años de silencio. Sabe que tiene que dejar salir el pájaro en llamas que le arde en el pecho y sabe que la única forma de hacerlo es escribiendo. Hay libros que se abren como una bitácora de viaje, este es uno de ellos.

Diego Van Der Loat

Autor Elizabeth Echemendía
Encuadernación 
Rústica con solapas
Páginas
106
Dimensiones
13.5 cm x 21 cm
ISBN   978-84-18082-58-0


Mas detalles:

En stock

12,95 €

MI VOZ EN LA MAR

 

Es tuyo ese cielo, no mío.

—¡Cercenen las alas de las mariposas!,

¡que nunca me puedan tocar!;

que vuelen muy alto, ¡les dejo mi risa!,

que alcancen el beso del cielo…,

yo entierro mi voz en la mar.

 

¿Soy fango en tu alma, amor mío?;

depúrate y limpio te irás.